Firmas auténticas de personas mayores enfermas & Firmas dolosas

24 Mar Firmas auténticas de personas mayores enfermas & Firmas dolosas

Camaras Fotograficas Canon 123001 

No debiera ser un inconveniente para ningún Perito experto identificar firmas dolosas cuando el autor tiene una avanzada edad y/o está afectado por alguna patología.

No afirmo que sea un trabajo fácil a veces, sin embargo hemos de considerar la grafocinética de las mismas. Es decir la suma de elementos graficados y no graficados.

Los temblores que serán más notorios en función de la edad o de la dolencia del amanuense, las proporciones, los movimientos del útil escritor en el aire, y todos aquellos parámetros que como decía Saudek: no pueden ser imitados al mismo tiempo.

Es cierto que para atender y entender dicha evolución necesitamos un ojo avizado, experiencia, y por supuesto contar con aquellos instrumentos que nos brinda la tecnología.

Personalmente considero que aplicar dicha tecnología también ha de ser el resultado de comprender y saber manejar la misma, ya que no sería la primera vez (y entiendo que tampoco la última) que veo Informes de Peritos cuyo mal uso de las mismas les llevan a presentar un informe que *parece técnico*, aunque en realidad es un sinsentido que no olvidemos debería AYUDAR A UN JUEZ.

Todo lo vertido en este artículo es aplicable a la Grafistica en su mas amplio sentido, esto es : manuscritos, fotocopiadoras, tintas, etc.

También me gustaría incluir en este artículo un pequeño apunte sobre la mala praxis de algunos peritos que en su ánimo de realizar un *super-informe* incluyen aspectos de la grafopsicologia en Informes periciales grafisticos.

Y NO, no tiene nada que ver la Grafología con la Pericia Caligráfica.

No seré yo detractora de la Grafologia o psicografología ya que a pesar de no estar reconocida como ciencia, para mi lo es (para mi y millones de personas mas) lo que sí AFIRMO Y ASEGURO es que son dos instrumentos que utiliza la Criminalistica para alcanzar objetivos distintos.

En materia de pericia caligráfica hay menos intrusismo, porque pocos grafólogos se muestran capacitados a plantarse delante de un Tribunal a responder las preguntas de las partes o de un Magistrado. Un Tribunal impone mucho, y no todo el mundo está dispuesto a asumir ese reto.

Tanto la Grafología profesional como la Pericia Caligrafica se estudian en Universidades. No hagamos de un interesado en ambas materias con un curso de 100 horas un experto. Nada más lejos de la realidad.

 

 

 

 



WhatsApp chat